2012070814marbella_dentro

Ha llegado la hora de decir basta.

Nuestro municipio se ha convertido, por méritos de nuestros gobernantes, en sinónimo de corrupción. Durante más de dos décadas ha imperado en el Ayuntamiento de Marbella el caudillismo, apropiándose de la institución municipal y alimentando el vasallaje de una cohorte de personal de confianza comprado, palmeros interesados y un miedo generalizado.

Se ha esquilmado el patrimonio municipal, no solamente de suelo e inmuebles, sino también de servicios públicos y obras municipales; adjudicándoselo al amigo de turno, con el resultado añadido de un ayuntamiento endeudado y sin patrimonio. Las más perjudicadas han sido las áreas sociales: encontrándose nuestra ciudad a la cola de equipamientos deportivos, culturales, educativos o sociales de toda Andalucía.

Es hora de decir basta y recuperar la dignidad como ciudadanos y ciudadanas. Convocamos a toda la población y a los diferentes colectivos a la participación en una plataforma ciudadana para concurrir en la forma de Agrupación de Electores a las próximas elecciones municipales y recuperar así nuestro Ayuntamiento.

Nuestro compromiso.

Nos dotaremos de mecanismos democráticos para, a través de listas abiertas, elegir y ser elegidos en la futura candidatura; así como de un código ético vinculante para los candidatos, candidatas y posibles representantes públicos con límite de sueldo y tiempo, dando cuenta de su gestión de forma permanente a la ciudadanía.

Apostamos por una democracia participativa que no se limite a votar cada cuatro años. Esta plataforma no acabará en la campaña electoral, sino que será la encargada de auditar el trabajo de las personas electas y de continuar promoviendo la participación política; especialmente a través de iniciativas de consultas ciudadanas y en la elaboración de presupuestos y programas de actuación.

Apostamos por la defensa de los derechos humanos y nos manifestamos en contra de la xenofobia, racismo, homofobia o trato no igualitario. Apostamos por la defensa de lo público y tanto contra las privatizaciones de obras y servicios públicos, suelo o inmuebles, como contra el reparto interesado del término municipal.

Es necesario abrir las ventanas y cajones de nuestro Ayuntamiento para que los ciudadanos y ciudadanas lo vean todo; y, por tanto, defendemos una transparencia total de la gestión municipal. Nuestro primer paso será, en ese sentido, una auditoria municipal con todas sus consecuencias. Creemos en el derecho a una vida digna y en la defensa del estado de bienestar para todas y todos, compensando los desequilibrios que el sistema provoca. Es en estas áreas donde debe incidir especialmente la corporación municipal que queremos; no con política asistencial sino promoviendo la resolución ciudadana por los afectados. Implicar, por tanto, y potenciar los movimientos ciudadanos que apuestan por las cooperativas de trabajo y consumo. Apostamos por la igualdad de oportunidades. Nadie es mejor que nadie, ni tiene más derechos por ser amigo o simpatizante o militante del partido que gobierne.

Por todo ello, convocamos a la ciudadanía y colectivos de nuestro municipio a participar en las tareas que nos quedan para definir este proyecto de cara a componer una lista que, bajos estos principios, participe en las elecciones municipales de mayo para ganar nuestro municipio: arrebatándolo de las manos de sus corruptos dirigentes y devolviéndoselo al pueblo.

Si compartes estos principios básicos, te necesitamos.